Imagen y Comunicación Corporativa

UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA

ESCUELA DE CIENCIAS DE LA INFORMACIÓN 

Imagen y Comunicación Corporativa

 

           

 

Al hablar de imagen y comunicación corporativa -desde nuestro punto de vista y análisis- no lo hacemos como disciplinas separadas y autónomas, sino que lo hacemos desde el punto de vista descriptivo de una gran disciplina que utiliza la comunicación para desarrollar la identidad como un todo, ya sea de una empresa, organización o una persona.

La Imagen Corporativa (tanto como la Comunicación Corporativa) tienen que ver con aspectos más subjetivos y no tangibles en las características o componentes de una organización. Por eso en términos de una compañía, es difícil y poco común que tengan un departamento de comunicación y manuales de identidad y comportamiento (que son parte de la imagen que da una empresa).

Para empezar a desarrollar el tema que nos convoca, vamos a describir en primera medida lo que es la imagen corporativa:

Los rasgos culturales determinan la identidad de una empresa que a través de los medios de comunicación convertimos en imagen corporativa. Por tanto esta imagen es el resultado de cómo el público interpreta nuestra identidad. La imagen corporativa es dinámica, aunque cambia lentamente.

Existen dos tipos de imagen:

- Imagen natural o espontánea: no es recomendable, es la que se crea sin intervenir en ella. Tiene un carácter aleatorio: positivo o negativo. Es una apuesta muy arriesgada, por eso se potencia la figura del director de comunicación como agente de control.

- Imagen controlada: surge de la voluntad de la empresa y del plan de comunicación.

Factores relevantes para crear una imagen:

- Conocer a través de que vías llega al público: a través de los productos (bienes o servicios, pack, precio...); por la distribución (puntos de venta); o por la comunicación (servicios al público, papelería, comunicación interna...).

- Conocer el entorno: ya sea el mercado, la competencia, o los entornos internos y externos. La imagen interna se llama endoimagen, y puede existir una ruptura entre ella y la imagen externa. Esto es posible porque la imagen de una organización no es única, varía con cada público. La identidad es única pero las imágenes son múltiples.

La imagen no es algo gratuito, se tiene que trabajar mucho en ella y para hacerlo es vital la identidad. Una buena imagen se construye a través de una buena identidad y una buena comunicación. Cuando hay una marca única su imagen es transmite a la de la empresa.

 

 

Para desarrollar una efectiva comunicación corporativa, es necesario tener un plan de acción bien estructurado y esquematizado con los componentes de la comunicación (quiénes participan), cómo se realizarán los mensajes (qué medios se utilizarán), en qué tiempos se realizarán estas comunicaciones estratégicas (en un  tiempo delimitado, esto es para unir fuerzas que trabajen dentro de marco temporal establecido en vez de trabajar intensamente sin límites temporales). A continuación mostraremos un breve plan de comunicación estratégica: